Libros vs Dispositivos Móviles

el

El conjunto de técnicas ha cambiado varias prácticas sociales, entre ellas la modalidad que tienen millones de personas para leer. Los dispositivos móviles se han vuelto una elección para leer en todos lados; mientras que los libros, en ocasiones, son escaso prácticos para leer en exteriores, son objetos sumamente valorados culturalmente y te brindan una impresión corpórea entre la materialidad del libro y el texto.

Tanto los libros como las aplicaciones son soportes textuales y cumplen la misma función, entonces ¿por qué hay una partición entre los lectores?

Imagen relacionada

Mi refutación, a este cuestionamiento es, que los dispositivos han oscilado las prácticas de lectura, a partir del patrocinio, incluso la crisis y posición del cuerpo. En los dispositivos móviles, cualquiera que sea Tablet, Smartphone o Kindle, la lectura es más agradable por las posibilidades que te ofrece.

Primero el texto se despliega hacia abajo (algunas veces), cambia nuestra protética manera de lectura en el cual las hojas se leen de izquierda a derecha, no es básico alternar de página y puedes ajustar la luz del dispositivo. Además, puedes conseguir los textos en línea y es muy fácil transportarlos. Ahora, si te gusta matizar la lectura con el paso de las hojas, esta lectura te puede resultar un poco desesperante.

En cuanto a la literatura digital tiene una plataforma que le ofrece al afortunado múltiples lecturas acompañadas de audio, vídeos, imágenes, hipervínculos, etc. Estas posibilidades exploran un mar de nuevas interpretaciones.

Resultado de imagen para literatura digital

En cambio, un libro explora la calidad del contenido a partir de la colocación de las grafías, la visión, los campos en blanco, la tipografía y el color del texto. Por ejemplo, el autor mexicano que logró realizar una obra intensamente atractiva a partir de la calidad fue Octavio Paz, con su libro del poema Blanco. En 2011, CONACULTA junto con El Fondo de Cultura Económica, crearon la aplicación para iTunes de Blanco, en la cual se respeta el texto y el diseño que creó Paz con un plus de la literatura digital en el cual se incluye la lectura del poema, música y fotografías.

El libro sin duda no desaparecerá, pero sí habrá cambios en los modos de lectura y los soportes se tendrán que adaptar a este nuevo lector.

Y ustedes, ¿qué prefieren? ¿Leer un libro o un texto en dispositivos móviles?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s